sábado, abril 21, 2018

langston hughes. jazz band en un cabaret parisino


Jazz band en un cabaret parisino

¡Toca esa,
jazz band!
Tócala para los caballeros y las damas,
para los duques y los condes,
para las putas y los gigolós,
para los millonarios americanos
y los maestros de escuela
que han salido de juerga.
¡Tócala,
jazz band!
Conoces esa melodía
que ríe y llora al mismo tiempo.
La conoces.
¿Me permite?
Mais oui.
Mein Gott!
Parece una rumba.
¡Tócala, jazz band!
Tienes siete lenguas en las que hablar
y aun más,
incluso si vienes de Georgia.
¿Puedo ir a casa contigo, cariño?
¡Claro!

Langston Hughes, Joplin, Missouri, 1902 - New York, 1967
en Jazz poems, Kevin Young, ed., Everyman Library, Nueva York, 2006
Versión de Jonio González
imagen Henry 'Red' Allen y su banda tocando jazz en honor a la poesía de Langston Hughes

Jazz Band in a Parisian Cabaret

Play that thing,
Jazz band!
Play it for the lords and ladies,
For the dukes and counts,
For the whores and gigolos,
For the American millionaires,
And the school teachers
Out for a spree.
Play it,
Jazz band!
You know that tune
That laughs and cries at the same time.
You know it?
May I?
Mais oui.
Mein Gott!
Parece una rumba.
Play it, jazz band!
You've got seven languages to speak in
And then some,
Even if you do come from Georgia.
Can I go home wid yuh, sweetie?
Sure!

jueves, abril 19, 2018

william shakespeare. soneto 147: mi amor es igual a la fiebre



Mi amor es igual a una fiebre

Mi amor es igual a una fiebre, siempre en deseo
de aquello que alimenta más la enfermedad,
nutriéndose de aquello que hace durar el mal
para satisfacer el incierto, enfermizo apetito.

Mi razón -este médico del amor, indignado
de que sus prescripciones no se cumplan-
me ha dejado, y yo sin esperanza afirmo ahora:
el deseo es un morir que desdeñó la ciencia.

No tengo cura, ahora que perdí la razón
con inquietud perpetua, furiosamente loca;
mis pensamientos y discursos son propios de un demente,
sin verdad, divagantes, neciamente expresados;

porque creí en tu belleza y te pensé brillante
a ti, negra, como el infierno; como la noche, oscura.

William Shakespeare, Stratford-Upon-Avon, 1564-1616
En William Shakespeare, Treinta sonetos, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2000
Traducción de Javier Adúriz y Agustín Adúriz Bravo

Sonet 147

My love is as a fever, longing still
For that which longer nurseth the disease,
Feeding on that which doth preserve the ill,
Th’ uncertain sickly appetite to please.
My reason, the physician to my love,
Angry that his prescriptions are not kept, 
Hath left me, and I desperate now approve
Desire is death, which physic did except.
Past cure I am, now reason is past care, 
And frantic-mad with evermore unrest;
My thoughts and my discourse as madmen’s are,
At random from the truth vainly expressed:
    For I have sworn thee fair, and thought thee bright,
    Who art as black as hell, as dark as night.


miércoles, abril 18, 2018

joaquín giannuzzi. llamando a rimbaud



Llamando a Rimbaud

Pero qué ocurre
con tu esqueleto sin intervenir:
aquí está occidente cocinándose
en su agonía sucia, pero indemne todavía
a la espina iluminada
que le clavaste en su costado.
Qué tal entonces una instantánea resurrección
regresado a tus ojos azules
y a tu pierna perdida
y venirte a bailar un rock con los muchachos.
Sería bueno que trajeras algo
del sol desesperado que devoraste en África
y la cólera de tu chispa de oro
para alumbrar la danza de la nueva vida.
Venite a darles respiración sublevada
contra el viejo desierto,
ayúdalos a robar el fuego, a reventar el Super Shopping
y expulsar del planeta a sus altos funcionarios
con exactas escupidas
en la plena mentira de sus ojos.


Joaquín Giannuzzi, Buenos Aires, 1924- Salta, 2004
de Apuestas en lo oscuro, 2000
en Poesía Completa Joaquín O. Giannuzzi, edición y prólogo de Jorge Fondebrider, Biblioteca Sibila-Fundación BBVA, Sevilla, 2009

lunes, abril 16, 2018

jack kerouac. himno



Himno 

Y cuando me mostraste el puente de Brooklyn
por la mañana
ay Dios

Y la gente resbalando en el hielo de la calle,
dos veces,
dos veces,
dos personas diferentes
pasaron, camino al trabajo,
tan comprometidas y esforzadas,
aferradas a su patético
Daily News de la mañana
resbalaronn en el hielo & caen
ambas en 5 minutos
y yo lloro, lloro 

Eso es cuando me enseñaste lágrimas, Ah
Dios a la mañana,
Ah, tú

Y yo apoyándome en el poste de luz secándome los
ojos,
ojos,
nadie sabe que lloré
no se hubieran preocupado de todos modos
pero Oh vi a mi padre
y abuelo de mi madre
y largas filas de sillas
y niñeras de lágrimas y muertos,
Ay de mí, sabía Dios que
tenías planes mejores que ese 

Así que cualquier plan que tengas para mí 
submúltiplo de la grandeza
hazlo corto
breve
haz que sea rápido
llévame a casa a la Madre Eterna
hoy 

A tus órdenes de todos modos,
(y hasta entonces) 

1959

Jack Kerouac, Lowell, 1922- San Petersburgo, 1969
De Scattered Poems, City Light Books. 1970
Versión © Silvia Camerotto

Hymn
And when you showed me the Brooklyn Bridge
in the morning,
Ah God,
And the people slipping on ice in the street,
twice,
twice,
two different people
came over, goin to work,
so earnest and tryful,
clutching their pitiful
morning Daily News
slip on the ice & fall
both inside 5 minutes
and I cried I cried
That’s when you taught me tears, Ah
God in the morning,
Ah Thee
And me leaning on the lampost wiping
eyes,
eyes,
nobody’s know I’d cried
or woulda cared anyway
but O I saw my father
and my grandfather’s mother
and the long lines of chairs
and tear-sitters and dead,
Ah me, I knew God You
had better plans than that
So whatever plan you have for me
Splitter of majesty
Make it short
brief
Make it snappy
bring me home to the Eternal Mother
today
At your service anyway,
(and until)


-->
(1959)